En esta temporada de calor, en Util te diremos cómo mantener tu hogar fresco y sin aire acondicionado. Pon atención a estas 3 formas e inténtalo en tu hogar.

 

  1. Ventanas cerradas, cortinas abajo.

Durante las horas de más calor, es necesario cerrar las ventanas para evitar que entre el aire caliente y bajar las persianas para que no se caliente el aire de la habitación.

Lo ideal es oscurecer la casa de la forma más sencilla: bajar cortinas y cerrar ventanas. Con este simple gesto la sensación de frescor aumenta, ya que conseguirás que la temperatura interior disminuya en 6 ºC.

1041

2. Ventila al amanecer y al anochecer

Durante todo el día las ventanas deberán permanecer cerradas o mínimamente abiertas, pero cuando caiga el Sol y al amanecer, serán los mejores momentos para abrir las puertas y ventanas de tu casa de par en par.

Si creas corrientes de aire conseguirás tener la casa fresca, aunque sea por poco tiempo. Quizás el suficiente para que puedas conciliar el sueño en una noche tropical.

1042

  1. Cambia los focos

Los focos incandescentes gastan un 90% de su energía en el calor que emiten, así que deshacerte de ellos y cambiarlos por luz LED o de bajo consumo será un buen truco para disminuir las fuentes de calor en casa y además ahorrar.

1043